Posts filed under ‘Normalidades’

Seguir aprendiendo

Sonaba el despertador a las siete menos cuarto el pasado miércoles. Lo apagaba con pereza pero seguro de no volver a dormirme luego, como tantas otras veces me pasa. Y es que el vuelo salía a las 9’25 de Madrid-Barajas destino Milán-Malpensa y, al igual que una manzana, el avión no-es-pera (juas juas juas, lo siento, no he podido evitarlo…).

Así que oí a las siete en punto cómo mi abuela me llamaba comprobando si, efectivamente, estaba ya despierto. Perezosamente le respondí, y ya me incorporaba dispuesto a hacer una buena macedonia para desayunar y endulzar una despedida que se anunciaba un tanto amarga.

Al aeropuerto desde allí, una hora clavada de viaje entre paseos hasta la boca de metro, trasbordos y demás: estaba medido y comprobado: la última vez, cuando acompañé a mi padre para cojer un vuelo hacia Tánger, tres días atrás.

Qué sensación más rara, fría, obligada, despedirse en un vagón de metro; rodeados de gente, sudor y prisas. Incluso cuando tienes un máster en despedidas de seres queridos, como es el caso, resulta algo extraño y desde luego no lo recomiendo. Tal vez las ciscunstancias también hacían que ésta no fuese a ser una despedida como otras, y el ambiente estaba enrarecido. Pero nos despedimos. Y ella se alejaba por el andén, perdiéndose entre la multitud típica de una Avenida de América a las 8 de la mañana de un miércoles cualquiera, mientras yo la seguía con la mirada. Silbato. Cierre de puertas. Suspira y recomponte, que tienes un vuelo que cojer.

Pues no. No hay vuelo.

Bueno, sí hay, pero no lo vas a cojer. Cinco minutos, la facturación cerró hace cinco minutos y cuarenta antes de la hora de despegue. Mierda. Joder. Su **^%#Ç+[** madre. Toda su **^%#Ç+[** línea genealógica. Paga el suplemento con el dinero que tu abuela te dió por tu ya lejano cumpleaños y sigue maldiciendo: sales a las 8 de la tarde.

Miles de pensamientos pasaban por mi cabeza en aquellos momentos, pero ninguno era aquel viejo y acertado refrán: “No hay mal que por bien no venga” Y de nuevo la vida me enseñó que el single de mi cabreo, si bien justificado en aquel momento (52 euros de mi desfondado bolsillo, señores), tendría una cara B que le haría sombra horas después.

Volví a verle, cuando menos se lo esperaba, y sin avisar. Y tuvimos el día tranquilo que nos había faltado, para despedirnos con buen sabor de boca: El sabor de un beso apasionado pero tierno frente al terminal del aeropuerto. El de una charla relajada entre dos amigos bajo un cielo soleado. El de saber que, al fin y al cabo, todo se resume en seguir aprendiendo.

Anuncios

9 , mayo , 2008 at 9:34 am 3 comentarios

La caja de Pandora

Sí. Por fin me he decidido y, antes que se haga más tarde, lo he comenzado a leer.

Saludos, y ya volveré.

4 , abril , 2008 at 4:44 pm Deja un comentario

Planes, movimiento y demás

Bueno, creo que ya llegó el momento de volverme un poco más ego-trascendental y por lo menos escribir algo por aquí para hacer saber qué leches está pasando por estas latitudes milanesas, que tanto me separan de vosotros, y concretar algo más… Que igual luego resulta que os importa más bien poco, pero yo lo digo igual…

Pues llegué con la pereza que se llega después de vacaciones, dispuesto a hacer trabajos, exámenes y demás… y los hice. Demomento me he sacado cuatro asignaturas de seis con una mínima de 8’3, por lo que… bueno, una de cal y otra de arena, a ver si me puedo sacar esas dos espinitas en julio. Pero antes, mucho antes, habrá muuuuchas otras cosas por hacer. De momento las asignaturas para el segundo semestre ya están casi todas elegidas y para mi suerte coincido en una de ellas con una de las compis con quien trabajé este primer cuatrimestre y todo fue de maravilla, así que ya tengo más motivación… ¡no ir solo a clase! ¡Yuhu!

Y por otro lado, tenemos viajes. Viajes que ya fueron, viajes que son, viajes que serán y otros tantso que podrían ser… ¡Y todos los quiero! ¡¡Megatransformación en Quike-Viajero-Esponja!!

Comenzando por los que fueron, puedo contar la odisea de la ilustradora para venir, que finalmente resultó en seis maravillosos días haciendo de todo y nada a la vez (malpensados abstenerse de pensar) y poniendo puntos en la íes, unas cuantas comas y un punto…. Punto y seguido, maravilloso punto y seguido. También como viaje pasado incluyo el super-viaje haciel el cine con el trabajo que tuve que entregar este pasado martes y que incluyó dos noches seguidas sin dormir, así, del tirón. Me digan si eso no es un viaje, señores… Pero como ya dije, tiene final feliz.

En los viajes presentes está el de Vita, una compi letona que este año harán cinco veranos que nos conocimos, en un viaje (curiosamente) a Italia. Y desde entonces mantuvimos una inconstante correspondencia por email, pero lo suficiente como para seguir sabiendo el uno del otro desde entonces. ¡Y ahora está aquí! Vamos a hacer un mini-intercambio, ella está aquí hasta el domingo, y yo me subo a los fríos nortes luego. Pero no a Letonia, ¡a Dinamarca! YAAAAWWW Joder que ganas había de marcarse un viajecito asín, qué ganas había. Ah, ¿que no dije cuando? El próximo miércoles, y hasta el miércoles siguiente… y contando.

Ésto último entra ya en los viajes futuros, y es que para cuando vuelva, apenas pase una semana, llegará todo de golpe: las 23 primaveras y una ilustradora, todo en el mismo día. Y sin tiempo de pestañear, aquí se planatrán Didac y Laura (os estoy esperandooooo) y los cuatro, junto con Florian (compi de habitación, para los despistaos) nos marcaremos un bello viaje de  una semana de carretera y manta por la mitad norte de Italia: Florencia, Pisa y Venecia caen fijo. El resto todavía es un misterio, pero la improvisación siempre ha sido nuestra amiga así que si se pasa, bienvenida sea.

Y hasta aquí puedo leer. Lo que hay más allá son sólo elucubraciones, imprecisiones, maravillosos viajes no natos todavía. De ahí podríamos destacar el embrión del viaje a Amsterdam en abril para celebrar el cumpleaños de la reina de aquellos lares, según me contó Florian. Yo creo que es más una excusa que otra cosa, pero cuando la cosa se trata de ir el piso completo en viaje comunal sobre cuatro ruedas hacia semejantes latitudes, las excusas no son tan malas, al fin y al cabo.

Y bueno, creo que por hoy ya he dado bastante la brasa. Seguiré contando cositas del Polimi, que todavía quedan, y más que vendrán. Vosotros cuidaros, sed felices, happy happy…

22 , febrero , 2008 at 12:58 am 4 comentarios

Ilustradores…

Mientras escribo esto una ilustradora en potencia duerme plácidamente sobre mi cabeza. Aunque quisiera llevarla a ver el Duomo desde arriba y mostrarle un par de sitios interesantes de ésta ciudad, para que no se fuese con muy mala impresión, la dejo dormir. Ayer fuimos a una exposición sobre Bruno Munari realmente chula, dimos una vuelta por el centro… ¡pero no da tiempo a nada! Claro, si nos pasamos el día durmiendo, después comemos, y a las 19’30 ya está todo chapado, ¿qué podemos hacer? ¡Si no da tiempo! Ay, pero es que está tan bonita mientras duerme… ¡y me da tanta pena! En fin, la dejaré un rato más, y luego nos iremos al Cementerio Monumental, que seguro lo agradece.

Mientras, aquí dejo una tira de otro gran ilustrador en potencia. Disfrutadla 🙂guillegrande.gif

10 , febrero , 2008 at 10:07 am 3 comentarios

Euforia soleada

Como acostumbro a hacer de vez en cuando, hoy he dormido poco. Tengo un montón de cosas por hacer y algo menos de tiempo por culpa de mi adicción a perderme en blogs realmente interesantes que descubro mientras busco información para los trabajos (¡no es mi culpa!): ayer descubrí Lector Constante y lo recomiendo. Mucho.

Y bueno, debería de estar para tirarme desde el balcón. Pero hoy al madrugar para ir a clase, he salido a la calle sin abrigo, y no había una sola nube en el cielo. Hoy brilla el sol, después de una semana de lluvias constantes. Dando saltitos hacia clase, volviendo brincando a casa para despertar a Florian. Un par de buenas canciones para comenzar un día que me está gustando mucho. ¡Me creo capaz de todo!

Y ahora, a la crepería. A ponerme las botas, a cojer fuerzas. Vamos a por todas. ¡Que tengáis un buen día!

17 , enero , 2008 at 11:24 am Deja un comentario

Ea, paluego es tarde

Vacaciones, vacaciones, vacaciones. Desconecto, hasta que vuelva a mis inhabituales rutinas milanesas. Porque por aquí, ahora que he llagado a Cartagena, hay mucho que hacer.

Buon Natale e… ci vediamo in futuuuuuuro!

26 , diciembre , 2007 at 12:32 pm 1 comentario

Maldición

O blasfemias en arameo… o cagarte en tó lo que se menea.

No soy madrugador, salvo cuando es estrictamente necesario. Tampoco es que me levante a las 2, salvo excepciones que todos conocemos.

Supongo en que a nadie la hacen gracia las obras, sean en casa propia, en la ajena que tienes al lado o en la calle: Nuestro vecino del primero (estamos en un segundo) está de obras. Y vaya si lo está. Deben de estar construyendo el ताज महल aquí abajo por lo menos.

Bueno, el caso es que, señores, el rango horario de las 8 y media de la mañana hasta las 10 no es una buena hora para usar un martillo neumático en un edificio comunal. A menos que quieras que caigan maldiciones sobre toda tu línea genealógica pasada, presente y futura.

A todo esto y sin saberlo, me encontraba solo en el piso mientras la tía segunda del obrero de abajo venía a mi mente por alguna razón cuando ha sonado el telefonillo. -Ya abrirá alguno- he pensado. Qué va. Pero lo peor es que después ha sonalo la puerta. -Joder, será importante.- Levántate, vístete, abre… -¿Está Florian?- ….

Después de esto me he vuelto a acostar. Pero ya era inútil intentar seguir, así que irremediablemente he tenido que comenzar el día… Será pa’ bien.

14 , diciembre , 2007 at 3:46 pm Deja un comentario

Entradas antiguas Entradas recientes


Tempo, comunque vadano le cose lui passa…

septiembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Su publicidad aquí

quikosastienes[arroba]gmail[punto]com

Por la ventana

  • 45.584 pajarillos han pasao

¡¡FEEDS GRATIS!! (Suscripciones)

Sí, Feeds.
Suscripciones en castellano.
No son malos ni te comen.
Sirven pa enterarse de cuándo de ha escrito una entrada o un comentario nuevos.
Lógica aplastante, pero a mí nadie me lo dijo.
¡Pincha y añade un nuevo enlace innecesario en tu explorador!

¡Suscripción! ¡Comentarios!

El que avisa no es traidor

Si crees que algo está mal... Probablemente lo esté.
¡Tu Internet Explorer está mal!

¡Yo no cometo errords!
Usa Firefox
O cualquier otro...

Los tres mandamientos de Creative Commons

Reconocerás al autor.
No te lucrarás con ello.
Usarás ésta misma licencia.
Para más info:
Licencia Creative Commons