Posts filed under ‘Dudas inexsistenciales’

Necedades

¿Y qué es lo que pasa que ya no escribes? ¿Y porqué este lugar tan desierto? Ni una frase que remarcar, una foto alucinante, una crítica mordaz, las ganas de reafirmarme en un estilo desordenado, personal, con influencias como el de cualquier otro mortal.

¿Y porqué tan ocupado, serio, atareado? Siempre de un lado a otro, culo inquieto, de mal asiento, como si te pellizcasen con fuerza cuando te fueras a acomodar. No has llegado ya apenas y te estás a punto de marchar. Y en todo éste tiempo, ni se te ocurre desbarrar, escribir, dar la nota, soltarte la melena virtual. Y a todo ésto miras y ves que tampoco estaba tan mal, que releer lo ya escrito sorprende y agrada por igual. Y el tiempo nos cambia, pero no mucho, no demasiado. Vamos aprendiendo y viejas experiencias, por malas o indeseables, ya las dejas olvidar, ocultas bajo un manto de saber acumulado y de buena voluntad.Otoño

Ya te sientes mejor, te gusta haber vuelto, aunque sólo sea un momento. Y gritar a los cuatro vientos que escribir mola mucho, y que sentir temblar los dedos antes de pulsar la tecla adecuada es algo fenomenal. Se parece a cuando te subes a un escenario, de esos que ya mis pies ni se acuerdan, pero que siguen evocando las manos, cuando agarradas al mástil entonan cantos paganos.

Sí, la sensación se le parece, y poco a poco vas y te creces y te crees un gran autor, piensas que no hay nadie mejor y al cielo te encaramas. Miras el gran valle, de donde vienes y adonde irás. Pronto, muy pronto. Tanto como tardes en darle a “Publicar”. Y ya habrá algo nuevo de éste bando, unas letras más estorbando en el mundo virtual, que han salido de cualquier manera, sin orden ni concierto aparente, arrojadas, de frente, diciendo necedades, cosas fútiles, de revista de variedades, pero que adornan que da gusto y abultan bastante.

Así que, bueno, mejor fuera que dentro. Porque era ya un tiempo de decirme, ¿porqué no escribo? Y responderme que ya lo haría, que mejor para otro día, que otra cosa tendría que hacer. Y ahora vacío y contento, me voy a tomar viento, que un tren hay que coger.

Un abrazo grande,

El barrendero.

3 , diciembre , 2008 at 11:29 am 2 comentarios

Carne de cañón

Ayer Flo y yo vimos Farenheit 9/11. Si no la conocen posiblemente hayan pasado los últimos cuatro años en un búnker antinuclear, o peor, en una burbuja (de las burbujas hablaremos otro día).

La película es un análisis que comienza en la noche electoral en la que Bush “ganó”, prosigue con los atentados del 11-S (9/11 para los anglosajones) y enlaza con las guerras de Afganistán e Iraq. Relaciones más o menos conocidas e intereses empresariales y personales que relacionan todos los hecho anteriores quedan al descubierto aportando datos contrastables. Esto último queda remarcado para los escépticos, si es que los hay.

En uno de los pasajes se explica que invadir Iraq no fue poca cosa, y que todos esos soldados que matan y mueren tan lejos de casa, que luego pasan a engrosar un frío número que repiten los medios de comunicación, (junto con el de sus víctimas) no son hijos de senadores, ni tienen un futuro prometedor en la tierra de la libertad y las oportunidades, precisamente.

Y ahí vino a mi mente, con toda su fuerza, la frase:

“Jóvenes pobres matan a jóvenes pobres,

mientras cuentan sus ganancias viejos ricos.”

Toma castaña. Es sólo un fragmento de una genial y desgarradora canción de Los Suaves, Ourense-Bosnia. Escuchadla con atención, independientemente de si os gusta o no el género, porque la de arriba no es la única frase genial que tiene.

Vaya esta entrada dedicada a todos los que justifican cualquier guerra, con la esperanza de que reflexionen sobre la irracionalidad que una guerra encierra.

5 , junio , 2008 at 12:47 am 5 comentarios

El inexistente cambio climático

Leyendo un post de opinión divergente (por decirlo suavemente), me ha tocado la moral el modo en que su autor negaba de forma tajante la existencia del cambio climático. Aunque lo que más me ha llamado la atención son los motivos que tiene para hacerlo.

Ni corto ni perezoso le he respondido en un comentario que, al final, he visto que me daba para un post aquí y así de paso romper un poco con la crisis escritora de los últimos días. Aquí lo reproduzco. La opnión divergente, aquí.

————————–

Vamos a ver si lo he entendido: El cambio climático no existe. Es un invento de la izquierda reaccionaria para evitar el avance del libre mercado, ¿no es así?

Me parece que el árbol de delante no te deja ver el bosque, me explico: El hecho de que los productores de tecnología y maquinaria para la obtención de energías renovables aprovechen el tirón para obtener beneficios, amparados tantas veces por los gobiernos de turno, no basta para negar el cambio climático sistemáticamente.

El deshielo es un hecho: Hace poco se reunieron los países limítrofes con el mar Ártico para tratar de repartírselo. ¿Porqué? Porque hay petróleo, pero también hay rutas marítimas aprovechables. ¿Porqué ahora y no antes? Porque se está derritiendo la gruesa capa de hielo a la par que las tecnologías han mejorado. Aquí la noticia completa. Y para que no me taches de “progre” sólo por enlazarte al grupo RISA, aquí te va más de lo mismo. Y todavía más. Y podría seguir hasta el infinito y más allá. El cambio climático es un hecho, y más nos vale a todos ser conscientes de ello y no caer en peleas de colegio que a ningún lado llevan.

Y si existe éste problema no es más que por el desconocimiento de aquello que se hacía mientras la humanidad se desarrollaba como nunca antes. Ahora tenemos mayor conocimiento en ese sentido y hay que actuar en consecuencia: La energía nuclear puede ser útil, pero no es la panacea, igual que no lo es ninguna otra renovable. Debemos ser sabios y saber combinar las opciones de la forma más acertada.

Y por supuesto, dejar al libre mercado actuar en éste sentido sería sencillamente seguir con el esquema actual, hasta que los descendientes de los empresarios petroleros que manejan el cotarro actualmente se vean obligados a cambiar el modo de actuar porque si no, ni ellos se podrán salvar. Porque el liberalismo es egoísta, y si a esa gente les dejas hacer, no se van a preocupar del modo más sostenible de realizar una tarea sino del más rentable. Y si en tus intenciones está trasladar nuestro nivel de vida al resto del mundo, te aseguro que el liberalismo no lo va a hacer.

Por cierto que no termino de ver la reflexión de porqué la energía nuclear es buena y las renovables no.
Saludos.

2 , junio , 2008 at 1:43 am 11 comentarios

Automotivación

Vamos a ver, melonet, que ésto es sencillo:

Quieres acabar la carrera.

Para acabar la carrera, has de estudiar/realizar-algún-tipo-de-esfuerzo-intelectual.

Por lo tanto, QUIERES estudiar. Esto implica realizar un actor de amor por/hacia aquello que realizas.

Por coherencia, si amas aquello que haces, procurarás hacerlo lo mejor posible. Ergo, nada de chapuzas, sino que buscarás aprender lo más que puedas de tu relación estudio-amorosa, y el resultado vendrá solo.

Si es que no es tan difícil…

¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?

11 , mayo , 2008 at 11:11 pm 5 comentarios

Lo relativo

Hoy he cenado bien. Bastante bien.

En un restuarante bueno. En el centro de Milán, cerca del Duomo.

Habremos tocado a unos 40 euros por cabeza, que no está mal.

No, no está mal. Está muy mal. ¿Adónde coño vamos así? No para de preguntármelo. Un día sí y otro también. Y la respuesta, mucho me gustaría saberla, pero por desgracia, la respuesta somos nosotros. De todos nosotros depende el final de esta locura, o no.

Pero como es tan jodídamente difícil, al final iremos a parar a donde nos lleve nuestra propia desidia como sociedad.

Somos una sociedad vaga. El esfuerzo que hacemos, aunque queramos convencernos de lo contrario, es pésimo. No nos esforzamos en hacer que las cosas cambien, porque cuando quieres cambiar por cojones de verdad una cosa, sacas fuerzas, ánimos y lo que haga falta de debajo de las piedras. Así es como funciona todo en verdad.

Escher

Pero si ya nos cuesta tanto vencer nuestra desidia en los aspectos más puramente egoistas, en la sociedad del culto al ego, ¿cómo vamos a ser capaces de pensar de una forma colectiva? ¿Para cuando esa mentalidad colectiva?

Me parece que tendremos que dejarlo para el universo paralelo, o algo así, porque la realidad que vivimos es realmente desalentadora.

Con esos 40 euros, yo habría comido aquí más de dos semanas. Con 40 euros, mi padre habría podido comer un mes, en aquel Tánger que dista 30 minutos en barco y miles de muertos por un futuro, de España.

Imaginad qué más podría hacerse con esos 40 euros. Y ahora imaginad lo que no se podría.

¿Veis? Todo es taaaan relativo…

4 , abril , 2008 at 12:58 am 6 comentarios

¿Quiénes somos, de dónde venimos…?

No me explayo, prefiero que leáis lo que aquí os dejo. En serio, leedlo.

Después del debate generado en los comentarios del anterior post, me encuentro con éste otro.

Y ya entrados en materia, entro en Público y como noticia principal, encuentro ésta.

¿Y qué saco con ésto? Pues que… ¿y si después de todo, ciertamente llegó Dios un día, dijo de hacer una bacteria para pasar el rato, se fue al baño y todavía no ha vuelto? En serio que ya no me parece una estupidez tan grande…

Pero ahora vuelvo a mis asuntos mundanos, y ya tendré tiempo de contaros aquí un par de cosas que quiero contar cuando todo esto acabe. Hasta entonces, sed felices y follad como conejos. Total, quién sabe qué ocurrirá mañana (igual alguien hace un comentario 😉

25 , enero , 2008 at 12:57 am 3 comentarios

A quien madruga…

…Dios le ayuda. Vale, perfecto. ¡Pero yo no quería ayuda!

A ver, ayer me acuesto después de haber estado en la casa de una amiga de Florian (compi de habitación) los dos con una cantidad de alcohol en sangre que podríamos usar para desinfectar heridas de medio ejército*. Tanto es así que por el camino  de vuelta (no me preguntéis cómo no nos matamos) vimos una cabina de camión y allá que nos subimos a fumar un cigarrito y sincerarnos sobre taaaaantas cosas trascendentales. Antes de eso habíamos estado escribiendo sobre todos los cristales congelados de los coches y subiéndonos (sólo un poco) a capós y techos sólo porque… porque… bueno está claro que no había un motivo claro, ¡pero era tan divertido! Yo sólo escribía “Da vero?” y tampoco sé muy bien porqué.

Y bueno, llegamos, pensé que hoy debía madrugar para hacer un par de “gestiones navideñas” además de preparar la maleta (véase meter sin orden ni concierto toda la ropa sucia que se amontona sobre una bolsa de IKEA cansada de vivir que hay detrás mía y cerrar la maleta) antes de coger el tren para el aeropuerto, ya que el vuelo sale a las 17’30 y quiero estar ahí con tiempo…  y puse la alarma del móvil, que es para lo único que lo uso ahora mismo. A las 12.

¡¡A las 12!! Sorpresa mía cuando he descubierto, ya levantado y con la cara en el lavabo, que eran las 8’30… ¿Pero qué c…? En fin, ahora no me volveré a la cama. No sé cómo habrá sucedido (bueno, en realidad sí lo sé)* pero al menos me ha servido para no ir agobiado como es costumbre, desayunar (si consigo hacerme con un cartón de leche) y escribir este bonito post para todos ustedes.

Y ya puestos, espero que tengáis unas buenas vacaciones, que disfrutéis y aprovechéis cada uno al máximo estos días (un servidor así lo hará) y si os veo bien, y si no, pues ya caeré 😉

Cuidarse

20 , diciembre , 2007 at 8:38 am 2 comentarios

Entradas antiguas


Tempo, comunque vadano le cose lui passa…

junio 2017
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Su publicidad aquí

quikosastienes[arroba]gmail[punto]com

Por la ventana

  • 45,446 pajarillos han pasao

¡¡FEEDS GRATIS!! (Suscripciones)

Sí, Feeds.
Suscripciones en castellano.
No son malos ni te comen.
Sirven pa enterarse de cuándo de ha escrito una entrada o un comentario nuevos.
Lógica aplastante, pero a mí nadie me lo dijo.
¡Pincha y añade un nuevo enlace innecesario en tu explorador!

¡Suscripción! ¡Comentarios!

El que avisa no es traidor

Si crees que algo está mal... Probablemente lo esté.
¡Tu Internet Explorer está mal!

¡Yo no cometo errords!
Usa Firefox
O cualquier otro...

Los tres mandamientos de Creative Commons

Reconocerás al autor.
No te lucrarás con ello.
Usarás ésta misma licencia.
Para más info:
Licencia Creative Commons