Había una vez…

29 , enero , 2008 at 9:33 pm 3 comentarios

crnr_tl.jpgHabía en una pequeña aldea un pastorcillo llamado Pedro. Pedro era un chaval alegre y animoso. Y también muy bromista.

Un día, Pedro bajó corriendo a la aldea, gritando asustado y con la cara desencajada: “¡El lobo! ¡El lobo ha venido y está atacando a mis ovejas! ¡Oh por favor, venid que el lobo se come mis ovejas!” Los vecinos del pueblo que le vieron, corrieron enseguida al lugar donde pastaban las ovejas, pero no vieron ningún lobo, sólo vieron a Pedro que, tirado en el suelo, se revolvaba de la risa. “Pues qué simpático” masculló un vecino entre dientes, mientras se alejaba con el resto.

Pasó un tiempo, y todo siguió con normalidad en aquel pueblecito de vida apacible. Pero he aquí que otro día, Pedro bajó más aprisa que la vez anterior, y gritando más alto si cabía: “¡El lobo! ¡El lobo se come mis ovejas” Y lo mismo que la vez anterior sucedió, pero con más sonoras carcajadas.

No había pasado demasiado desde su última broma, y Pedro apareció de nuevo en el pueblo con las mismas palabras, pero distinta actuación: Su cara estaba desencajada, los ojos enrojecidos de lágrimas y la fatiga que le golpeaba el pecho, empapado en un sudor frío de miedo y caliente a la vez por el tremendo esfuerzo de la carrera. Pero sus brazos temblorosos, su llanto incontrolado y sus palabras inconexas no convencieron a nadie ésta vez. “Realmente interpreta bien”, podría haber pensado alguno que se hubiese parado a observarlo más de lo que lo hicieron el resto. Pero ni siquiera eso. Pedro fue castigado con la indiferencia y sus ovejas sacrificadas para mayor gloria de los lobos.

Tal vez no sea una buena metáfora según qué casos, pero me he acordado ahora.

Me dijeron que Pedro, sabiendo lo que les esperaba a sus ovejas, cogió la escopeta de cañones recortados y se cargó al puto lobo. Pero también me dijeron que en los cuentos no había más armas que el hacha del leñador de Caperucita y que a Pedro se lo comieron los lobos también.

Bueno… escriban cada uno su cuento. Yo les contaré el mío en otra ocasión.

Anuncios

Entry filed under: Metáforas.

¿Quiénes somos, de dónde venimos…? …y porqué no puedo seguir así.

3 comentarios Add your own

  • 1. vanesancho  |  3 , febrero , 2008 en 5:17 pm

    Y por qué nos habrán hecho creer siempre que los lobos son los malos del cuento?

    Responder
  • 2. quikosas  |  3 , febrero , 2008 en 9:40 pm

    Pues… porque no se domesticaban, eran solitarios y no daban mucha conversación…

    Responder
  • 3. vanesancho  |  8 , febrero , 2008 en 12:13 pm

    Claro, es que los perros crecieron directamente de los árboles. Como las peras. XD

    Los lobos representaban una competencia para el hombre. Eran animales inteligentes y sociales, casi que incluso más que nosotros, y en muchas culturas antiguas, objeto de veneración.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Tempo, comunque vadano le cose lui passa…

enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Su publicidad aquí

quikosastienes[arroba]gmail[punto]com

Por la ventana

  • 45,446 pajarillos han pasao

¡¡FEEDS GRATIS!! (Suscripciones)

Sí, Feeds.
Suscripciones en castellano.
No son malos ni te comen.
Sirven pa enterarse de cuándo de ha escrito una entrada o un comentario nuevos.
Lógica aplastante, pero a mí nadie me lo dijo.
¡Pincha y añade un nuevo enlace innecesario en tu explorador!

¡Suscripción! ¡Comentarios!

El que avisa no es traidor

Si crees que algo está mal... Probablemente lo esté.
¡Tu Internet Explorer está mal!

¡Yo no cometo errords!
Usa Firefox
O cualquier otro...

Los tres mandamientos de Creative Commons

Reconocerás al autor.
No te lucrarás con ello.
Usarás ésta misma licencia.
Para más info:
Licencia Creative Commons


A %d blogueros les gusta esto: