De cómo se congelan los mocos

10 , diciembre , 2007 at 6:58 pm Deja un comentario

Es bien simple: la única condición es que haga frío. Mucho frío. ¿Un poco más? Perfecto. Pues sí, hace frío con ganas, aunque presumo que no soy el único privilegiado y que no os daré mucha envidia… pero hace un frío de cojones.

Esta mañana he visto el sol después de varios días sumido en la más absoluta oscuridad debido al simple hecho de acostarme a las (por decir algo) 4 de la madrugada y levantarme (sólo aproximadamente) a las 3. Una hora para desperezarte y otra para comer (desayuno me acuerdo de cómo se escribe porque lo leo en el diccionario) y ya nos plantamos en las 5, dispuestos a comenzar otro maravillo d….. Mierda. Ya es de noche.

Como decía, esta mañana he visto por fin el sol tras pasarme la noche en vela haciendo un trabajito para una asignatura que después no hemos tenido por causas desconocidas. Curiosamente, la última vez que vi el sol fue por lo mismo… y de la anterior no quiero/puedo acordarme, pero apostaría que también.

El caso es que he mirado por la ventana y…¡Alaaa que solete mas chulo haceeee! Bueno bueno, pues no hará tanto frío… Los cojones que no. He salido y he sentido algo así como una conexión mística entre las cigalas que nos comeremos todos en breve y yo… No sé, un sentimiento de empatía o algo. Me pregunto si el título de”El corazón helado” de Almudena Grandes se refería a esto… Uf, mejor ir rapidito y volver a casa antes de pasar a ser otro Walt Disney. Sí, lo sé, también mi retórica humorísta está bajo cero. Por favor ahorrad comentarios.

En serio, un día de esos que dices: “¿Pero pa qué salir? ¿Pa qué?” De lo único que me ha servido ir al mundo exterior hoy ha sido para que me invitasen a la puerta de la universidad (a la hora de la siesta) a un Red Bull que he decidido aceptar (primera y presumiblemente última vez que me pimplo yo semejante mejunje) para aguantar despierto hasta la noche. Y todo esto me ha servido que contra una noche en vela no hay Red Bulls que valgan: He caído frito en el sofá de la habitación (los salones en los pisos milaneses, para quien no lo sepa, se ven sólo en fotografía) cuando sólo me disponía a “relajarme” un poco, teniendo por seguro que no me iba a dormir porque si el café me afecta, pues esto en teoría debía dejarme hiperactivo como poco.

Una vez más, la publicidad engaña.

Anuncios

Entry filed under: Normalidades. Tags: .

Boikot! ¿¿Y ahora que hago??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Tempo, comunque vadano le cose lui passa…

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Su publicidad aquí

quikosastienes[arroba]gmail[punto]com

Por la ventana

  • 45,446 pajarillos han pasao

¡¡FEEDS GRATIS!! (Suscripciones)

Sí, Feeds.
Suscripciones en castellano.
No son malos ni te comen.
Sirven pa enterarse de cuándo de ha escrito una entrada o un comentario nuevos.
Lógica aplastante, pero a mí nadie me lo dijo.
¡Pincha y añade un nuevo enlace innecesario en tu explorador!

¡Suscripción! ¡Comentarios!

El que avisa no es traidor

Si crees que algo está mal... Probablemente lo esté.
¡Tu Internet Explorer está mal!

¡Yo no cometo errords!
Usa Firefox
O cualquier otro...

Los tres mandamientos de Creative Commons

Reconocerás al autor.
No te lucrarás con ello.
Usarás ésta misma licencia.
Para más info:
Licencia Creative Commons


A %d blogueros les gusta esto: